1/5/18

1 DE MAYO: DÍA DEL TRABAJO



Como todos sabemos, hoy 1 de Mayo, es el Día Internacional del Trabajador. Ahora bien, si el movimiento obrero organizado es la columna vertebral de nuestro movimiento nacional y no existe mayor fuerza que un pueblo concientizado luchando por su liberación, la primera explicación a nuestro estado paupérrimo, a la pobreza, al desempleo, el atropello y la precariedad laboral que nos asola, es que las primeras afirmaciones son una burda mentira o bien que la enfermedad del liberalismo caló tan hondo en nuestra sociedad que terminó por corromperlo todo, nuestra moral, nuestra educación, nuestras costumbres; falsificó nuestra historia a tal grado de cambiar nuestra identidad como Nación que así hoy asistimos a los últimos intentos de romper las cadenas que nos sujetan al SISTEMA FINANCIERO INETRNACONAL, AMO Y RESPONSABLE DE LA ESCLAVITUD DE LOS PUEBLOS.
Tiempo atrás afirmamos que, la “VERDADERA INDEPENDENCIA ES ROMPER CON EL IMPERIALISMO SIONISTA Y LA USURA”, brevemente vamos a explicar esta consigna y como ella es vital para el pueblo trabajador.
Es de entender que los adoradores de Mammón, dueños del capital bursátil y prestamista internacional, o los administradores de turno que hoy rigen a primera instancia los designios del pueblo argentino, se rasgarán las vestiduras como los maestros de la ley o los fariseos del templo, mismo así hemos de sostener que el dinero no es una herramienta de trabajo, que no es justo que cuando el pueblo aporta su capacidad creadora y la fuerza del trabajo, única productora real de riqueza, un montón de zánganos vivan de capitales improductivos.
Por eso decimos, es de vital importancia para la salud del pueblo, tomar conciencia del estado en que nos sumergió el capitalismo y su ideología liberal, totalmente inmoral, que sostiene la idea del préstamo a interés y la usura de cualquier índole. Hoy nos invade, nos corroe por dentro de tal forma que hasta en los círculos más populares o más simples es común el ansia de lucro insaciable, una concepción de la vida orientada exclusivamente a valores materiales, dejando de lado los valores morales, la camaradería o la visión del bien común por encima del propio, vivimos en el egoísmo, el hedonismo y la perversión democrática, le rendimos culto al mal gusto, a las malas costumbres y a todo lo vil que promueven los medios de ”comunicaSION” desde las sombras.
Esta cosmovisión llevada al extremo logró una descomposición y corrupción que explica porque el movimiento obrero hoy no tiene capacidad de lucha ni puede alzar la voz ante la injusticia, el próximo paso de la sinarquía será volver a sumergirnos en una guerra fratricida con la falsa contraposición del comunismo ateo u otras ideas subversivas como respuesta a la opresión capitalista y el sistema impuesto por la economía liberal cuando en realidad son dos caras de una misma moneda, dos formas de manipular el mundo que el SIONISMO usa hace mucho tiempo y que ya cobró millones de vidas, pero nunca había puesto a su servicio toda la bajeza, la avidez del poder, la sed de venganza, el ansia de riquezas, la envidia y la mentira de una manera tan astuta y sin embargo brutal como ahora.
Es el interés, la afluencia de bienes sin esfuerzo, la posesión de dinero sin ninguna clase de trabajo, el capital prestamista en concepto de interés e interés de los intereses que supera toda nuestra capacidad de análisis y asombro, lo que ha hecho crecer las grandes potencias del dinero que hoy oprimen al mundo.
La grandiosa historia del invento del juego de ajedrez es conocida y nos ilustra sobre la progresión numérica. El rico rey indio Sherham concedió al inventor del real juego, en agradecimiento, el cumplimiento de una petición. Esta consistió en que el rey le diera sobre la primera casilla del tablero de ajedrez un grano de trigo, sobre la segunda dos, sobre la tercera cuatro, y así siempre sobre la casilla siguiente la cantidad doble de la casilla anterior. El rey se sonrió ante la aparente modesta solicitud del sabio y dio orden de traer una bolsa de trigo para repartir a cada casilla los granos de trigo. Se sabe que el cumplimiento de este deseo era imposible aun para el príncipe más rico del mundo. Todas las cosechas del mundo, en mil años, no alcanzarían a llenar los 64 casilleros del tablero de ajedrez.
Empréstitos y obligaciones estatales, empréstitos ferroviarios, empréstitos para desarrollo, para la industria, hipotecas, en suma títulos de préstamos de diversa índole han envuelto a toda nuestra vida económica de un modo tal que ahora entidades económicas mundiales rigen nuestro futuro.
Una concepción errónea e inmoral según la cual toda propiedad tiene derecho a renta, nos ha puesto en la servidumbre del Poder Internacional del Dinero. Esta resistencia interna que todos tenemos contra el interés y la renta de todo tipo sin el agregado de trabajo, se extiende a través de la vida espiritual de todos los pueblos y de todas las épocas, solo que hoy tomar conciencia y resistir a la sinarquía es una cuestión de vida o muerte. Las guerras en el mundo árabe o en el continente africano, los atentados bajo bandera falsa en Europa u otras formas de violencia más sutiles son los métodos que ellos usan para exterminar a quienes se resisten y no forman parte del sistema financiero internacional.
Observemos que la política internacional es el marco de la política nacional, pero con el debido respeto, un día hemos de decir junto a nuestro Reverendo Padre Leonardo Castellani:
“Nadie por honrado que sea, puede con métodos estrictamente parlamentarios o con leyes —por más perfectas que sean—, enderezar un país de hombres depravados. (...)
Algún día saldrá un argentino en esta tierra, capaz de decir: ‘Aquí no manda la plata sino la Patria’. Pero primero habrá que hacerle decir a la Patria (y eso es lo difícil): ‘Aquí manda Dios’.”
Deberíamos visar por sobre todas las cosas que en nuestro país existe una sola clase social, el trabajador, y un solo patrón económico, el trabajo.
Para poder decir sin dudas ni miedo a equivocarnos, FELIZ DÍA DEL TRABAJO, debemos erradicar primero el Imperialismo Sionista, el Liberalismo, el Capitalismo, y el Comunismo y su lucha de clases.
Promover políticas educativas, sociales y sanitarias que dignifiquen la persona humana, definir de forma clara la política que guíe la autodeterminación de nuestro pueblo y así marchar todos juntos hacia ese destino de grandeza.
Ante todo el bien común, el respeto, la felicidad del pueblo en la verdad y la justicia, esas son las premisas que nos permiten decir:
¡FELIZ DÍA NACIONAL DEL TRABAJO!


15/4/18

SIRIA VENCERÁ


Nunca fueron más justificadas las palabras de Jesús cuando dijo:

¡Hay de ustedes Maestros de la ley y Fariseos, hipócritas!. Que son como sepulcros blanqueados, bien arreglados por fuera, pero llenos por dentro de huesos muertos y de toda clase de impureza. Así son ustedes: por fuera aparentan ser gente honrada pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad!.

Hay de ustedes maestros de la ley y fariseos, hipócritas!. Que construyen los sepulcros de los profetas y adornan los monumentos de los justos y luego dicen: “Si nosotros hubiéramos vivido en tiempos de nuestros antepasados, no habríamos tomado parte en la muerte de los profetas”. Ya con esto ustedes mismos reconocen que son descendientes de los que mataron a los profetas, ¡Terminen de hacer, pues, lo que sus antepasados comenzaron!.

¡Serpientes!. ¡Raza de víboras!. ¿Cómo van a escapar del castigo del infierno?. Por esto yo les voy a enviar profetas, sabios y maestros pero ustedes matarán y crucificarán a algunos de ellos y a otros los golpearán en las sinagogas y los perseguirán de pueblo en pueblo. Así que sobre ustedes caerá el castigo por toda la sangre inocente que ahora ha sido derramada desde Abel el justo hasta Zacarías, hijo de Berequías, a quien ustedes mataron entre el santuario y el altar. Les aseguro que el castigo por todo esto caerá sobre la gente de hoy.

Algunos puntos para esclarecer los verdaderos interese$$$ que pretenden justificar la brutal agreSION imperialista en Siria:

1. Los sionistas manipulan la realidad, son los dueños de casi todos los medios de “información”, hoy pretenden ocultar el verdadero móvil de esta tragedia, su avaricia, su codicia, el afán exacerbado de poseerlo todo sin importar cuántas vidas pueda costar, cuantos inocentes paguen por esto.

2. La familia Al Assad pertenece a una orientación muy tolerante del Islam llamada ALawí.

3. Siria es el único país del mundo Árabe que posee una constitución laica, la Sharia es inconstitucional.

4. Alrededor del 10% de su población son cristianos y se encuentran integrados en la vida pública, social y política del país en cuanto en los demás países no llegan al 1% y viven bajo constante agresión, son excluidos y asesinados, sus casas incendiadas o sufren el destierro.

5. A lo largo de la historia legaron cinco Papas (San Aniceto, Juan V, San Sergio I, Sisinnius, y Constantino I) a la Iglesia esto muestra la tolerancia religiosa y el respeto a la persona humana. Las mujeres NO tienen obligación de llevar el Burka, poseen los mismos derechos que los hombres al estudio, la salud, educación y tienen verdadero peso en la sociedad, participan de la vida política y militar de su NACIÓN.

6. Siria es el único país del mundo Árabe que no tiene deudas con el Banco Mundial, con el FMI, la Familia Rothschild u otra entidad financiera Internacional, es el único país del Mediterráneo que sigue siendo propietario de su empresa petrolera pues se negó a privatizarla, posee una reserva de 2500 millones de barriles de petróleo, cuya explotación está reservada a empresas estatales. No produce ni consume alimentos transgénicos pues está prohibido por ley.

7. Siria es el país con mayor apertura al mundo occidental y su cultura. Antes de la conspiración iniciada por el Imperialismo Internacional del Dinero, vivía en perfecto orden sin conflictos internos y no se encontraban en guerra. Su población estaba bien informada sobre las nefastas consecuencias del establecimiento del Nuevo Orden Mundial. El pueblo tiene libre acceso a la educación plena y sin restricciones de ninguna clase. Tenían un sistema de salud digno. Además es el único país en el mundo que admitió refugiados Iraquíes sin ninguna discriminación religiosa, política o social.

8. Claramente Bashar Al Assad cuenta con el apoyo de todo su pueblo, por eso no es una guerra civil lo que ellos hoy sufren sino una guerra de exterminio a uno de los pocos escollos que el sionismo no ha conseguido eliminar para completar su diabólico plan de dominación mundial y establecer el ESTADO TALMUDICO DE ISRAEL DONDE TODOS SEREMOS SUS ESCLAVOS.

Ahora la pregunta de rigor es: ¿Cómo es posible que no cuestionemos los hechos?. Primero nosotros como personas individuales y después como Pueblo, la primera respuesta que viene a tono es que no tenemos conciencia como personas individuales mucho menos como Pueblo y terminamos siendo cómplices aunque más no sea por omisión, comodidad o cobardía, de este genocidio que potencias imperialistas como E.E.U.U. Inglaterra y Francia bajo supervisión de su amo Israel están cometiendo con el pueblo Sirio. Los argentinos nunca fuimos un pueblo de cobardes ¿Que nos pasa ahora?. Otra respuesta clara es que los medios de “comunicación” en manos del sionismo nos han hecho un lavado de cerebro, que programas de televiSION y otros medios han pervertido nuestra conducta, han logrado quebrantarnos a tal punto que preferimos vivir de rodillas como esclavos y no morir de pie con dignidad como Siria.

¿Nos falla la memoria?. ¿Olvidamos lo que los Estados Unidos hizo con el pueblo del Salvador, Nicaragua y Vietnam?. ¿Lo que los Ingleses hicieron con Irlanda y con nuestra querida Argentina?. ¿Lo que Israel hizo con el Líbano, Palestina y ahora con Siria?. La falacia de las fabricas de armas químicas que nunca encontraron ya la escuchamos, la mentira de los auto atentados ya la conocemos. Basta de hipocresía, pongamos las cosas en orden, ellos asesinan al Pueblo Sirio con armas químicas y responsabilizan al Gobierno Nacional de Al Assad, ellos inventaron al ISIS que no son otra cosa más que mercenarios bajo el mando del sionismo, ellos son los asesinos de los pueblos y los responsables de los atentados en Europa.

¿Cómo es posible que algunos reconozcan a este traidor como presidente o pretendan llamar gobernantes a estos sátrapas responsables de TRAICIÓN A LA PATRIA Y AL PUEBLO?. Bueno, QUEDE BIEN CLARO NOSOTROS NO RECONOCEMOS A ESTE RÉGIMEN INHUMANO COMO GOBIERNO, ni a esos delincuentes que se parapetan en el Congreso, Ministerios y otros edificios públicos como gobernantes, TAMPOCO RECONOCEMOS SUS INICUAS LEYES QUE DAN LA ESPALDA AL PUEBLO Y A LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO base de toda convivencia humana que se precie de respeto y amor al prójimo. 

Mauricio Macri fiel a su estirpe lacaya de lamebotas de todo imperialista, hoy prefiere alinearse con los países del “Primer Mundo”, con esos imperialistas asesinos, y despreciar a los pueblos que con mucho sacrificio luchan por su autodeterminación política, por su soberanía económica, por justicia social, por la educación en sus propios valores, respetando sus tradiciones, por un sistema de salud que les permita vivir con dignidad.

Por eso hoy tenemos un buque Inglés que junto a la Armada Chilena realizó maniobras militares en la cuenca de nuestras Islas Malvinas, llamado HMS PROTECTOR amarrado en el puerto de Buenos Aires. Esto viola la ley “Gaucho Rivero”, esto es una falta de respeto no solo a nuestros mártires de la Gesta de Malvinas, a los muertos en el Belgrano, sino también a los 44 Héroes del ARA San Juan, a los Veteranos de guerra, a los familiares y a todo el pueblo argentino.

Mauricio, das asco, pero te damos las gracias, nosotros siempre dijimos que no eras más que la continuación del Kirchnerismo por otros medios, hoy la realidad lo muestra a las claras, la traición, la entrega de recursos naturales, la visión economicista salvaje que justifica hambrear al pueblo, el cierre de fabricas, la falta de trabajo, los tarifazos, tus relaciones - podríamos decir, casi incestuosas - con los países imperialistas y la misma pleitesía con el sionismo, nos muestran que esto no responde al mote de CAMBIEMOS esto es CONTINUEMOS. 

Gracias a Dios somos un país grande en sus tradiciones, en su Fe, en su Esperanza, y por, eso muy a tu pesar y al de tus amos la “Sinarquía Mundial”, 

¡SIRIA VENCERÁ! - ¡PALESTINA Y ARGENTINA SERÁN LIBRES!

Acción Nacional Católica se solidariza con el Pueblo Sirio, el Palestino, el Libanés, y todos aquellos aplastados y oprimidos por el Imperialismo Internacional del Dinero.

DIOS Y PATRIA, ¡Ó MUERTE! - ¡VIVA CRISTO REY!


11/4/18

SOBRE LA VIRTUD DE LA ESPERANZA - Por Nimio de Anquín



Cuando se me pidió que desarrollara ante vosotros el tema de la Esperanza, yo objeté que se me proponía un tema teológico y no estrictamente filosófico. Debo ahora mitigar un poco mi objeción y reconocer que sí es posible hablar de esperanza en un terreno conceptual-racional, pero si se ponen entre paréntesis las connotaciones de origen religioso que le dan un carácter trascendental y la sobreelevan de la esfera humana. Pero mi duda inicial no queda con ello desmentida del todo, pues inmediatamente surge la pregunta de si la esperanza tiene algún sentido sin la referencia religiosa trascendental.

También puede uno preguntarse si lo que fue primitivamente un concepto inteligible, no perdió -con mayor o menor profundidad- su carácter y adquirió una validez distinta y diversa. Se sabe, en efecto, que existe un fenómeno lingüístico denominado diacronía que impone su ley a todas las palabras, incluidos los nombres cuya definición tradicional derivada del Perihermeneias parecía haberlos sustraído al tiempo. De inmediato no advertimos por qué la voz "esperanza" tenga hoy igual validez que en tiempo de Sócrates, cuando éste, a punto de beber la cicuta, mencionaba a sus
discípulos llorosos "la gran esperanza" he elpis megale (traducción: la gran espera y no la gran esperanza). Hay grandes palabras, que por ser tales, están más expuestas a variar de significado y a estar más expuestas a la melladura del tiempo.

A la palabra "esperanza" le ha ocurrido un suceso lingüístico que le ha dado otra naturaleza que la que tenía originariamente: ha sido bautizada cristianamente, y podríamos decir que con el bautismo cambió de naturaleza y se transformó en virtud teologal, junto con la fe y la caridad. De manera que a la melladura del tiempo a que hemos hecho referencia al mentar la diacronía, suma un cambio sustancial que sin destruirla le da otro sentido y la adscribe simultáneamente a la esfera teológica o religiosa. La palabra en su forma material subsiste, pero su significado no es el mismo en boca de un estoico y de un cristiano. El caso histórico se ha dado respecto al Theos ágnostos (cito por analogía), cuando el apóstol Pablo intentó hablar del "Dios desconocido" a los estoicos y epicúreos del Areópago, utilizando las palabras del poeta Arato (no cristiano). Los auditores se levantaron indignados de sus asientos, le volvieron la espalda y se despidieron de él con el conocido "audiemos te de hoc iterum". Pablo citaba a Arato con un sentido fundamentalmente diverso e ininteligible para aquellos filósofos del aquende. La palabra Theos había cambiado de significado y sentido: para aquellos hombres no era unívoca como lo era para los cristianos, sino equívoca como lo era para los paganos.

Parece que el bautismo de las antiguas virtudes ha sido definitivo, mientras el cristianismo subsista, y resulta muy difícil, para algunos imposible, rehallar la significación precristiana de los términos, sólo materialiter, semejantes. Los cambios lingüísticos siguen a los cambios históricos, cuyo signo es la Einmaligkeit o irrepetibilidad, de manera que no hay que forjarse muchas ilusiones de lograr estabilizar una significación, que en su estructura más parece una función que una expresión estática. En el caso de la esperanza, la vigencia de su significación está condicionada por la duración del cristianismo, cuyos altibajos crean simultáneamente una inestabilidad significativa. En los tiempos de exaltación de la fe -porque hay una interconexión entre las virtudes teologales- la esperanza tuvo una vigencia vigorosa, pero su validez nunca fue unívoca.

Existen dos mundos del que hemos llamado en nuestra antropología de tres hombres históricos, el "homo capax Dei": el de la profecía y el del Evangelio. El mundo de la profecía o del Antiguo Testamento es un mundo de poder divino manifestado por boca de los sujetos inspirados que trasmiten las órdenes de Jehová, Dios creador poderoso y sin mediador, que comunica su voluntad infinita por intermedio de los profetas a la Emuna de sus creaturas temblorosas y serviles. La esperanza de estas creaturas (que más parece espera y no esperanza), no se funda en el amor sino en el temor y por ello creen en una escatología terrible y vindicatoria. De aquí nace una esperanza inspirada en el temor (timor Domini) y en el sentimiento de venganza y de alienación. Acaso resultase más adecuado y propio llamar a este sentimiento espera y no esperanza, porque la esperanza implica el amor, implica también la unión y no la alienación que a su vez significa irreductibilidad de extremos. Este tipo antropológico que alienta semejante esperanza o espera, ha creado una apocalíptica de consumación por el fuego y de condenación eterna de todos sus enemigos. Por ello, la esperanza mesiánica es espera de un vengador, de los cuatro jinetes que con su obra destructora saciarán la sed de venganza del pueblo de la promesa. Si este tipo de esperanza subsiste, lo atestigua la historia universal, y creo yo que desempeña un papel muy importante en su desarrollo. Se trata de una esperanza (espera) vindicativa, sin encarnación y sin redención. Es una esperanza que fomenta la pugna del Yo y el Tú, extraña al sentimiento de unidad, porque excluye defínitoriamente el amor. Es también parcial, racial, limitada a los siervos del Señor, que han recuperado su tierra y sus beneficios, para invertir así el orden de las cosas e instituir una tiranía contra sus enemigos.

Pero existe otro mundo del "homo capax Dei", alimentado por otro tipo de esperanza, por la virtud de la esperanza inspirada en Dios-Amor. Tal fuente del amor es el Dios trinitario del cristianismo, el Dios de la Encarnación y de la Redención. Ser cristiano significa una renovación de la naturaleza propia, es adquirir una filiación divina que santifica el alma del creyente en la participación con el Padre amoroso. Esta es la esperanza-virtud, la esperanza de creatura participante cuyo símbolo es Cristo crucificado, Cristo que por amor a la creatura para redimirla se hizo pecado, el Cristo de la kénosis y de la resurrección. Todo este misterio inenarrable está implicado en la esperanza cristiana, en la virtud esperanza.

En relación a nuestro problema hemos logrado hasta aquí tres determinaciones: primeramente la gran espera socrática, cuya profundidad ignoramos, pero que conceptualmente es inteligible solo como futuro desconocido. En segundo lugar, la que podríamos llamar espera-esperanza del "homo capax Dei" no cristiano, y en tercer lugar, la virtud-esperanza del "homo capax Dei" cristiano.

Del punto de vista filosófico estricto parece que la salida humana más auténtica fuese la socrática o sea la esperanza considerada como una simple espera, ligada naturalmente al concepto de futuro, o sea de lo que puede llegar a ser en el tiempo por venir y que no es en el tiempo presente, con un ámbito limitado de precognoscibilidad o de previsión. La previsión a larga distancia en el tiempo está condicionada por la categoría del vidente, que puede tener un alcance misterioso e indeterminado como en el caso de los oráculos (p.e. el oráculo de Amón que consultó Alejandro antes de comenzar la guerra contra los persas). Esto entra en el orden mítico, que excede la consideración humana conceptual-inteligible. Prescindiendo de esta posibilidad, que ahora no rige, puede afirmarse que esta es la esperanza cotidiana, radicada en una aptitud natural de prever, con todas las contingencias imaginables en cuanto el tiempo no es domeñable, ni previsible sino por cálculo o en el caso del oráculo por adivinación. Mientras no cambie el concepto de tiempo qué aún profesamos (en el orden intuible no intuible), pese a su origen pitagórico porque está ligado al número (el tiempo es un número), la determinación del tiempo será aritmética y será racional. La "arithmetica universalis" de los pitagóricos excluía sistemáticamente el número irracional, como se sabe, de manera que en esta línea de pensamiento es posible una previsibilidad racional que no exceda la ciencia matemática.

Pero históricamente las cosas pasaron de otro modo que el previsto por la ciencia pitagórica: el descubrimiento del número irracional quebró el dominio de la "aríthmética universalis" y con ello la presunción de predeterminación rigurosa: no es posible la aritmetización total del tiempo, porque el número irracional no es previsible, ni predeterminable racionalmente. El futuro, pues, está lleno de incertidumbre, de irracionalidad y así también será la esperanza que allí se origine. La esperanza humana derivada del concepto aritmético pitagórico aparece empapada de irracionalidad e incertidumbre. Para darle un sentido será necesaria una modificación hasta donde sea posible del concepto de tiempo, lo cual los griegos no cumplieron.

Por los imperativos que trae la presencia del cristianismo -que es locura para los gentiles y escándalo para los judíos- el tiempo deja de ser considerado aritméticamente para serlo ahora escatológicamente con lo que adquiere una dimensión distinta. Aritméticamente el tiempo fluye hacia el futuro de acuerdo con el movimiento del cual es número según un antes y un después. Ese es el futuro cosmológico-aritmético. Futurum es lo que será, lo que vendrá y corresponde al participio futuro de fuo que a su vez corresponde al verbo griego fyoo, sustantivo fysis. La fysis genera, es el vientre divino de las cosas y tiene doble sentido, pues el proceso físico genera y destruye, pare a sus hijos y los extrangula al mismo tiempo. Todo esto es propio del tiempo aritmético-cosmológico, tal como entendió el paganismo y como naturalmente concibe. Parece que el hombre desde sí mismo no puede pensar de otro modo.

Pero escatológicamente es posible otra visión de las cosas, pues futurum puede ser traducido también por adventos, o como acontece en la Palabra inspirada por parousia, y esto tiene ya un carácter escatológico, religioso y suprarracional. Y por ello es legítimo que un cristiano diga: "el presente no tiene futuro, sino es adventus del futuro". Así es; si el "futurum" no está ligado a la venida de Cristo en gloría y majestad, no tendrá más que un significado cosmológico e histórico, pero no un significado escatológico vital. Aquí está la raíz de la Esperanza-virtud y el norte de nuestra peregrinación hacia la muerte y la resurrección. Todo el mundo cristiano está alimentado y sostenido por la virtud de la Esperanza y nunca podrá vivir sin ella.

Aquí se inserta el tema propuesto por Ernst Bloch en su obra magna Das Prinzip HoHaung, cuyo título expresa bien la intención que lo guía. Se trata de presentar la esperanza como un principio racional y no como una virtud teologal. Para ello es necesario volver atrás y situarse en el punto de vista del hombre anterior a la Encarnación que veía las cosas futuras como simple espera, según lo hemos determinado ya. Consecuentes con lo que llevamos dicho, no correspondería hablar de Hofrnung que es una virtud teologal con las implicaciones escatológicas que acabamos de mencionar, sino de Warten, esperar, que expresa mejor la actitud y el comportamiento de quien se vuelve al futuro silencioso. Toda esta historia retrospectiva es cruel y dolorosa, porque el "principio esperanza" se despliega en un panorama desacralizado y desacralizante. La esperanza (espera) puramente histórica, o sea el "principio esperanza" no alienta ninguna esperanza y priva al hombre de un horizonte de transfiguración en lo divino. Por ello el hombre no va más allá del hombre y se vuelve a sí mismo, autocreándose engañosamente. De aquí nacerá su ilusión sacrilega que ya Feuerbach expresaba al cabo de su itinerario antropológico: Homo homini Deus, el hombre dios del hombre. Bloch acepta esta expresión en cuanto ofrece posibilidad a la procesalidad de hombre y mundo. El hombre busca al hombre absconditus en un futuro no logrado: todas las imágenes de Dios y el Futuro giran en torno a la incógnita humana y cosmológica. Este movimiento solamente se interrumpe cuando el hombre ha logrado conocer su diferencia ontológica y con ello su posición excéntrica respecto a sí mismo. Igual cosa acaece con el mundo, cuando ha logrado ser una patria (Heimat) como diferencia ontológica. En todo este proceso ha estado presente la esperanza, la cual cesa de existir cuando se ha consumado el proceso de la diferencia ortológica. Dios es reducido a imagen y dios del hombre. Pero no a la actualidad sensible del hombre, ni tampoco a su situación social antagónica y alienada, sino a lo humanum futuro y aún no hallado. El dios personal es entendido como "utopisch hypostasiertes Ideal des unbekannten Menschen". Aún más, "la mística celeste deviene mística del hijo del hombre y la gloria de Dios se vuelve gloria de la comunidad redimida". Como Feuerbach y Marx, basándose en razones tempo-históricas que analiza morosamente, Bloch invierte la escatología cristiana. Hemos visto en efecto que, para la escatología cristiana, la esperanza está en la parousia, la venida gloriosa de Cristo, revelado así a los cristianos, como dice San Pablo: "Nosotros todos con el rostro desnudo de velo mirando como un espejo la gloria del Señor nos transformamos en la misma imagen, de gloria en gloria, como por el espíritu del Señor", 2 Cor. III, 18. Según Bloch, todo esto no es más que la expresión del futuro del hombre desconocido (absconditus), e igualmente del mundo desconocido, hasta que hallan la "ontologische Differenz" y se realizan en el proceso de las cosas. La imagen paulina no es más que "un ideal hipostasiado del hombre desconocido" que, por cierto, tiende naturalmente a realizarse. Desde que logra tal realización la religión pierde su carácter y se humaniza. No hay, pues, parousia en esta concepción antropológica, ni pude haberla, porque todo en ella es humano. No hay aquí futurum escatológico, sino simple futuro histórico. Hay espera, pero no esperanza, en el sentido de un acontecer determinado poco más o menos por el hombre, que se ha realizado. Como consecuencia la esperanza se desacraliza y pierde su carácter divinal que la vincula a la parousia del Señor, a su carácter de expectación de lo divino consumado en la historia. Deja de ser una virtud teologal y se transforma en un principio, en lo que Bloch llama "das Prinzip Hoffhung", que mueve finalísticamente el mundo de las cosas humanas. El "principio esperanza" parece la expresión de un acontecer indiferente a lo que es divino en el hombre, un acontecer sin más información que la necesidad de la generación y corrupción que se mueven de acuerdo a leyes fatales y crueles: paren a sus hijos y los extrangulan después de haber nacido, como ya dijimos. Este retorno a la necesidad es inevitable en una concepción desacralizada de la esperanza, o sea en su regreso a lo que fue primitivamente como espera, sin información escatológica que le de carácter de virtud teologal.

Si es posible este regreso al mundo precristiano, solamente la historia de los siglos futuros sabrá decirlo. Recordemos nuevamente que la esperanza había sido bautizada en la religión cristiana y que su bautismo la había modificado esencialmente dándole otra naturaleza como virtud teologal. Esto ha ocurrido con las tres virtudes teologales, a saber, con la fe, la esperanza y la caridad. La Fe dejó de ser Emuna al adquirir caracteres de inteligibilidad. La Caridad reemplazó al eros y se hizo Ágape. La Esperanza reemplazó a la futurología y se hizo Adviento y Parousia. Son las entrañas de la sociedad cristiana que sin ellas no puede vivir.

Vivimos, en efecto, en la Esperanza del que ha de venir en gloria y majestad a nuestros corazones expectantes de la transfiguración escatológica.


***



1/4/18

1 DE ABRIL: PRIMERA SANTA MISA EN TERRITORIO ARGENTINO.


El 1º de Abril de 1520, en el actual Puerto San Julián, provincia de Santa Cruz, se celebró por vez primera la Santa Misa en lo que es hoy nuestro territorio nacional. Era entonces ese día la festividad del Domingo de Ramos. La orden fue impartida por Hernando de Magallanes, y el celebrante fue el sacerdote español, nacido en Écija, Pedro de Valderrama.
Si creemos que la historia es Cristocéntrica, si afirmamos que Jesucristo es el eje de la Historia y que los siglos giran a su alrededor, éste es el día en que nació la patria argentina, sin mengua de recordar siempre el 12 de Octubre de 1492, cuando se inauguró la gran nación hispanoamericana.

Argentina nació Católica, así será y permanecerá por siempre.
DIOS Y PATRIA, ¡Ó MUERTE! - 
¡VIVA CRISTO REY!

31/3/18

31 DE MARZO: PASO A LA INMORTALIDAD DE LEÓN DEGRELLE.




Allá por el año 1906, un 15 de Junio, nacía, bajo el nombre de León Joseph Marie Ignace Degrelle, en Bouillon, Bélgica, aquel quien fuera el fundador del Movimiento “Christus Rex”, de inspiración católica.

Allí, en el seno de una familia numerosa en la pequeña ciudad belga de Bouillon, cerca de la frontera francesa, en la calle de Collége N° 29, nace León Degrelle. El padre, Edouard Degrelle, era de origen francés y había sido diputado permanente por esa región por el Partido Católico, por lo cual, desde la más tierna infancia la lucha política fue una constante en su educación. Por parte materna, el abuelo había sido igualmente un destacado político y médico de La Roche, así como un mecenas de la cultura y de la literatura siendo incluso miembro fundador del diario "Lavenir du Luxembourg" que cubría esa región, el mismo diario en donde el joven Degrelle publicará su primer aporte literario el 2 de Noviembre de 1925, cuando tenía tan solo dieciocho años recién cumplidos.

Como muchos otros de los jóvenes belgas, estudiaría en los jesuitas y en la Universidad Católica de Lovaina entrando en contacto con lo mejor de la intelectualidad católica de la época y siendo influenciado ideológicamente por el gran pensador francés Charles Maurras. Desde muy pronto las jerarquías religiosas se fijan en él, se hace íntimo de Monseñor Picard, encargado de las todopoderosas Juventudes de Acción Católica. Degrelle se hará cargo de las ediciones católicas “REX”, que estaban en plena bancarrota moral, no económica pues las seguían sosteniendo la Iglesia mediante subsidios pero nadie las leía. En unos meses Degrelle había hecho del negocio un asunto próspero, sacaba tiradas de 100.000 ejemplares en cada ocasión y supo rodearse de una serie de colaboradores magníficos como José Streel, Victor Matthys, Jean Denis, Paul Crockaert, Pierre Daye, etc, al tiempo que lograba que los más destacados intelectuales de derechas del país escribieran para su editorial.

A comienzos de los años '30 se afilió a Acción Católica y comenzó a trabajar para una pequeña editorial católica llamada “Christus Rex” , que publicaba un periódico homónimo. Viajó a México como corresponsal para cubrir la Guerra Cristera que se libraba entre los Camisas Doradas y el gobierno mexicano, que de acuerdo a la Constitución había impuesto restricciones a la religión católica. El grito de guerra de los cristeros, ¡Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe!, impresionó profundamente a Degrelle, quien a su regreso en 1934 fundaría “Les Editions de Rex” y empezaría a movilizarse en el Partido Católico belga para promover un curso de acción más militante.

Rápidamente descubrió Degrelle la importancia de la prensa y de la palabra, escrita y oral, en un mundo cada vez más ávido de información. Sacó, durante esos años, varios semanarios a la calle: "REX" de información política y de sociedad, "Vlan" de información general, "Soirées" que pretendía ser un semanario dedicado al mundo del cine, de la moda, con gran despliegue fotográfico. El éxito fue arrollador levantando en pocos meses una editorial que hasta ese momento languidecía cercana a la quiebra y tan sólo sobrevivía gracias a las subvenciones eclesiásticas. Su fama de propagandista católico hizo que las jerarquías del Partido católico considerasen que el joven Degrelle podría tener futuro en el seno del partido. De hecho, en un primer momento, el propio Degrelle creyó que se podría reformar el partido desde dentro y dar a la juventud belga una referencia en éste. En las elecciones de 1932 las ediciones “REX” y Degrelle jugaron un importante papel en la propaganda del Partido Católico, con el resultado de un elevado incremento de los votantes. Sin embargo pronto comenzaron las primeras desavenencias…

REX, ALTERNATIVA DE FUTURO.

Alrededor de Degrelle se agrupaban centenares de jóvenes estudiantes "rexistas", llamados así por distribuir la prensa de “Rex”, que comenzaban a pedir reformar dentro de las juventudes del partido Católico, un mayor compromiso social, en definitiva una ruptura con la línea tradicional del partido pero sin salirse del mismo. Degrelle se resiste, aún cree que se puede reformar desde dentro y por ello va al congreso del partido Católico de Courtrai en noviembre de 1935. Degrelle se presenta con tres centenares de camaradas e intenta participar para denunciar la situación del partido, en especial el desprestigio que supone tener a su frente a un político corrupto (el ministro Segers). No se le permite intervenir, y Degrelle toma una medida drástica tomando la palabra aun en contra de los dirigentes del partido, su verbo inflama a los jóvenes presentes mientras Degrelle lanza serias acusaciones contra la dirección del partido. Es el punto de no retorno, finalmente ha comprendido que la colaboración con la derecha burguesa es inútil.

Tres semanas más tarde, como consecuencia de lo que se vendrá a llamar el "Golpe de Courtrai", el primado de Bélgica, Cardenal Van Roey decreta que los sacerdotes no participen en las actividades de “REX”, llegando incluso a pedir que se trabaje activamente para detener la ascensión de “REX”. Los superiores de los establecimientos de enseñanza de muchachos y muchachas emplearán todos los medios necesarios para que sus alumnos queden ajenos a la agitación rexista, decía la declaración episcopal hecha pública el 20 de Noviembre de 1935. Ello excita más aún a Degrelle, que siempre ha amado los retos y pruebas difíciles, especialmente cuando iban dirigidos a su persona. Inmediatamente Degrelle organiza a su gente; Victor Matthys los CAP (Cuadros de Propaganda), Jean Denis y José Streel elaboran los programas y fundamentos doctrinales. Toda la maquinaria está en marcha y unos jóvenes de apenas veintitantos años se lanzan a la formidable aventura de hacer flotar un partido político contracorriente. Todo un reto. Apercibidos de la imposibilidad de seguir en el Partido Católico, el 21 de Febrero de 1936 rompe definitivamente el Partido Católico con Degrelle y prohíbe la militancia conjunta en ambas organizaciones, hasta entonces muchos eran los dirigentes juveniles de éste que colaboraba con Rex en contra de los deseos de la Iglesia. La mayoría seguirán a Degrelle en la aventura que acababa de comenzar. El 23 de ese mismo mes, Degrelle había organizado un gran mitin público en Namur, asisten a él cerca de cinco mil jóvenes, y aquí presenta públicamente el programa que habrá de regenerar la vida pública de su país. La excitación es palpable, se siente que algo nuevo está gestándose.

Las elecciones generales se convocan para el 24 de Mayo y Rex decide concurrir como un partido pero tiene graves problemas financieros y está falto de cuadros y militantes. Degrelle se lanza a captar candidatos, a organizar los grupos de militantes en cada pueblo y en cuestión de semanas todo está listo y Rex se lanza de lleno a la campaña electoral. Nadie cree que Rex pueda tener éxito, pero el entusiasmo de los rexistas, la mayoría sin derecho a voto por ser bien menores de edad (en aquella época 23 años) o mujeres (sin derecho de voto en Bélgica por entonces), hace que las perspectivas más optimistas se vean desbordadas por los resultados. Y es que no hay una valla en toda Bélgica que no tenga propaganda rexista. Los mítines se suceden, Degrelle llegará a dar hasta doce mítines en una jornada. La prensa rexista, en especial el nuevo diario, “Le Pays Réel”, un diario de cuatro páginas vendido a veinticinco céntimos, anuncia los mítines cada día como una agenda apretada de pueblo en pueblo. Es aquí donde se harán visibles las extraordinarias dotes de Degrelle como orador y tribuno, pues logra mantener en vilo a un auditorio durante horas llevando así a cada rincón de su amada Bélgica el mensaje de paz y de revolución social de Rex.

Rex es ante todo un movimiento de profundas raíces cristianas. Degrelle jamás lo negaría y hasta su muerte seguiría fiel a la Iglesia Católica, con una visión social revolucionaria basada en la Doctrina Social de la Iglesia.

No sería hasta más cerca de la guerra mundial (años 1937-1938) cuando Rex se acercaría claramente a posiciones fascistas, y no hasta 1941-1942 en que evolucionarían hasta el Nacionalsocialismo. Sin embargo la posterior evolución ideológica de Rex no debe interpretarse como una claudicación de principios iniciales. Todo lo contrario, se trata de un avance en posiciones sociales y de visión del mundo fruto de un mayor conocimiento de la realidad del continente al cual pertenecemos incorporando la Doctrina Social-Europeísta. En palabras del propio Degrelle, en un artículo publicado durante el conflicto desde el frente del Este en una publicación europeísta, “La Jeune Europe”: "Estabamos particularmente asqueados por la bajeza espiritual de nuestro tiempo. Preocupados por el deseo de volver a traer una gran pureza y un gran fervor a las masas ávidas de un ideal. No nos asustaba decir, al principio de Rex, que eramos la pasión ardiente de los Apóstoles”.

La ideología rexista de primera época comparte, en gran medida, los postulados clásicos de los llamados Pre-Fascismos, es decir cercano a movimientos que en algunos casos evolucionarían hacia el Fascismo pero que también pudieron optar por convertirse en una derecha autoritaria (CEDA en España, Engelbert Dollfuss en Austria, Nasjonal Samling en Noruega). Estos principios se pueden articular entorno a varios conceptos básicos: nacionalismo unionista a favor del estado belga, autoritarismo, corporativismo, partidarios de la monarquía como cabeza del estado, confesionalismo católico. Aunque hay otros autores que ha preferido definir a Rex como una organización completamente nueva, de marcadas tendencias socializantes, así, en palabras del historiador Paul Fassange "uno puede decir que el rexismo era una clase de socialismo popular, radical, idealista y estetico”. Además Bélgica tenía un problema nacionalista particular, la situación incompatible entre las comunidades flamencas y valonas (francófonas estas últimas) del país. Desde la formación de Bélgica como estado, a principios del siglo XIX, los flamencos habían exigido formar parte de Holanda o un estado independiente. Los valones, grupo dominante en lo intelectual y en la clase económica, siempre observaron con desconfianza las pretensiones flamencas de progreso social. Degrelle, consciente de esta situación y que las bases de Rex era mayoritariamente francófono, intenta dar una solución radical al problema basado en una convivencia separada de las comunidades, cercano al autonomismo. Esto no será siempre comprendido por algunos dirigentes valones de su movimiento.

El 24 de Mayo se celebraron las elecciones generales, el resultado fue un éxito contundente, Rex cosechó 21 diputados y 12 senadores, que equivalía a un 11,49% de los votos totales del país. Sin embargo es importante considerar que Rex era un partido mayoritariamente valón y francófono. Y es allí donde Rex triunfa. En determinadas provincias valonas supera con facilidad la barrera del 30% de los votos barriendo a los partidos tradicionales, no solo de derechas sino también de izquierdas (Católico, liberal, socialista). La sorpresa fue de tal magnitud que los partidos tradicionales ahora si que tenían que comenzar a tomarse en serio las propuestas de este grupo de jóvenes radicales.

A partir de ese momento Rex comienza a articularse como un partido en toda regla, hasta entonces había sido más o menos la aspiración de un grupo de jóvenes liderados por Léon Degrelle. El llamado "Frente Popular de Rex" se amplía, se crean potentes sindicatos corporativos, las secciones juveniles crecen, los locales rexistas se abren en cada rincón del país, los cuadros de dirigentes se jerarquizan. Rex participa y tiene algo que decir, en cada problema que afecta al país: huelgas mineras y portuarias, corrupción política, ascenso del nacionalismo, etc. Envía a sus militantes delante del parlamento con escobas para avisar que su movimiento pretende limpiar el país. Este símbolo, la escoba, se ha convertido en algo mítico en Bélgica, no es raro ver partidos actuales utilizar este símbolo en sus campañas, por el ejemplo el VIaams Blok. Degrelle es la estrella de ese año 36 en toda Europa, incluso es recibido por altas autoridades de la Iglesia, el monarca y en el extranjero por Mussolini y Hitler. En Octubre suscribe un espectacular acuerdo de colaboración con los nacionalistas flamencos, el VNV que controla cerca del 20-25% de los votos en Flandes, para avanzar políticamente en las aspiraciones conjuntas de cada movimiento. Degrelle está ahora convencido de estar cerca del poder. Y lo está, por ello la campaña de desprestigio que lanzan los partidos tradicionales es impresionante. No hay día en que la prensa controlada por éstos no insulte o intente manchar la imagen de Degrelle, siempre sin éxito. En Octubre, coincidiendo con una manifestación de masas en memoria de los caídos en la Primera Guerra Mundial, se suceden los rumores sobre un golpe de estado rexista, rumores sin viso de realidad. Degrelle siempre confirmó que el golpe pudo ser real, se le había ofrecido apoyo por parte de círculos militares, pero que desechó la idea. La situación del país (corrupción, desprestigio de las instituciones parlamentarias, paro, tensión nacionalista) hacia que fueran necesarias medidas drásticas para salir del atolladero, pero "siempre desde la legalidad", recordaba Degrelle.

La situación que eligió Degrelle para intentar derribar al gobierno se le presentó en la primavera de 1937, después de haber mostrado su fuerza en Bruselas donde reunió en Enero a más de 20.000 oyentes cada noche en las "Seis Días de Rex" que se celebraron en el palacio de los deportes. La mayor concentración política hasta entonces celebrada en Bélgica. Confiado, hizo dimitir a un diputado por Bruselas y se presentó personalmente retando al principal dirigente parlamentario, Van Zeeland, a competir por la plaza vacante. Aceptó el reto, sin embargo ningún otro partido presentó candidaturas. Normalmente hubieran sido 6 o 7 candidatos para la plaza por lo que bastaría con obtener un 15-20% de los votos para ganar. Y esto era lo que tenía Degrelle asegurado. Hasta los socialistas y comunistas hicieron frente común con los Católicos Liberales para derrotar a Degrelle, que sólo lo apoyaban además de Rex, los autonomistas del VNV. Y lo consiguieron. Degrelle perdió la elección con un 19% de los votos. Y la Iglesia había vuelto a tomar partido contra Degrelle, rompiendo su independencia nuevamente en la lucha personal que libraban contra Rex.

En la declaración episcopal del que después colaboraría felizmente con los ocupantes alemanes, el Cardenal Van Roey recordaba a todos los católicos belgas, "estamos convencidos que constituye un peligro para el país y para la Iglesia. Y en consecuencia el deber de todo católico leal el 11 de Abril es evidente. Y toda abstención debe ser reprobada". De todas maneras no se trataba de un fracaso (una quinta parte de los votos en la capital del país, cuando enfrente estaban todos los demás partidos del espectro político), aun cuando se propagó un sentimiento de desánimo entre las filas rexistas, los más conservadores y procatólicos, burgueses en definitiva, comenzaron a abandonarlo. lnfluyó, y esto lo creyó siempre el propio Degrelle, en esta derrota la inesperada intervención del Cardenal Van Roey, siempre dispuesto a participar cuando se trataba de interferir en la trayectoria de Degrelle. Apenas dos días antes de las elecciones parciales este cardenal primado había pedido el voto para Van Zeeland, algo que hasta se podría entender al ser éste del Partido Católico, pero el cardenal incluso llegó a condenar y prohibir a los católicos votar a Degrelle.

En un país profundamente confesional como la Bélgica de 1937 esto era un tremendo problema de conciencia para un católico practicante. El resto del año 37 es igualmente desmoralizador para Rex. Dimiten y abandonan el movimiento viejos camaradas como Hubert d'Ydewalle, Pierre Daye; se rompe el acuerdo con el VNV, la prensa de Rex comienza a tener graves problemas económicos y se observa en la calidad del papel y en la presentación. Degrelle, ante la situación debe tomar medidas drásticas. Sabe que la partida no está perdida y que ha llegado el momento de reavivar las ilusiones de sus militantes y simpatizantes.

A partir de ahora entra en una nueva fase el movimiento rexista, mucho más interesante y de clara evolución Pro-Fascista. El punto culminante de esta evolución se encuentra en el congreso de Lombeek-Notre-Dame, municipio cercano a Bruselas donde el alcalde es rexista, el 10 de Julio de 1938. Allí se concentran más de 60.000 militantes y simpatizantes a fin de demostrar a sus detractores que el movimiento rexista no está acabado y que Degrelle tiene un poder de convocatoria elevado. Nunca antes se había reunido tal masa de personas en un acto político en Bélgica. La estetica es claramente fascistizante: Degrelle aparece ante un auditorio uniformado de negro; las banderas ondeando al viento; los discursos inflamados desde una tribuna decorada con motivos nacionalistas. Nadie podrá negar su parecido a los congresos del partido de Núremberg. Durante la guerra Degrelle recordará que los rexistas se sentían muy solidarios con el Nacionalsocialismo, con el Fascismo, con la Falange y con los otros movimientos nacionalistas y socialistas que levantaba la esperanza de la juventud revolucionaria de toda Europa.

La Europa de los podridos y la Europa de las Patrias Unidas comenzaba su duelo a muerte. Sin embargo los resultados en las municipales de Octubre no son esperanzadores. Pero Degrelle no se desanima. En Abril de 1939 las elecciones legislativas arrojan 4 diputados y 4 senadores (4,43% de los votos globales). Rex sigue siendo una fuerza importante, aunque se haya querido manifestar lo contrario, pero reducido a determinadas zonas (En el Luxemburgo cosecha en determinadas zonas más del 20% de los votos, en conjunto el 12,7%) y desaparece prácticamente de Flandes. En esta ocasión es elegido el propio Léon Degrelle, marcando otro récord pues es el diputado más votado de Bélgica en su circunscripción. Degrelle sigue confiando en su estrella y en la Fe, en un ideal, pero la guerra se acerca peligrosamente y su estallido producirá una profunda ruptura, no sólo para Degrelle, sino para toda Europa.

LA GUERRA

El 3 de Septiembre de 1939 las potencias aliadas declaran la guerra a Alemania. Ha estallado la Segunda Guerra Mundial y Degrelle exige con todas sus energías que Bélgica permanezca ajena a este conflicto. Se debe mantener la neutralidad es su consigna y así lo repite incesantemente en las editoriales de su prensa y en todas las tribunas. Especialmente revelador es su artículo "Solidaridad de Europa" que publica el 30 de Noviembre de 1939 donde canta a la unidad de Europa, mucho antes que nuestros políticos de la Unión Europea. "La unidad europea es un hecho. Todos somos partícipes de Atenas y de Roma, nobleza y fuerza que ha regado nuestro destino desde siempre", y , continúa diciendo, "sin duda, el Dios por el que Europa ha militado dos mil años aclarara lo malos tiempos y detendra a tiempo este suicidio". Desgraciadamente nadie le escucha y el 10 de Mayo, presionado por las circunstancias estratégicas y por las maniobras del gobierno belga, Alemania se ve obligada a ocupar Bélgica. Durante 18 días el ejército belga resiste heroicamente, muchos militantes y dirigentes rexistas caerán en el campo de batalla contra los alemanes, mientras los servicios de seguridad franceses se dedican a una auténtica caza al hombre deteniendo a posibles "espías". En una de estas redadas es detenido Degrelle, sin que se le respete su inmunidad parlamentaria ni su deseo de incorporarse al ejército. Se le deporta a Francia, en un acto de flagrante ilegalidad, se le tortura y está a punto de ser ejecutado. Por ironías del destino sobrevivirá a la masacre de Abbeville donde más de una veintena de detenidos, entre ellos indefensos ancianos y mujeres, son asesinados impunemente por los soldados franceses, entre estos está el conocido líder flamenco Joris van Severen. El relato de estos días es espeluznante. Ni los peores relatos de los ficticios campos de concentración alemanes puede asemejarse a las escenas trágicas de esta masacre. Todos creen que Degrelle ha muerto, incluso sus compañeros de partido y la prensa alemana lo declara muerto.

El 28 de Mayo Bélgica se rinde y comienza oficialmente la Ocupacion Alemana. La primera postura de Rex, dirigida por una junta provisional hasta que Degrelle volvió del campo de concentración de Francia, es de oponerse a las autoridades alemanas y no colaborar. Así casi durante medio año no hay apenas signos de colaboración, mientras los restantes partidos, incluso el Comunista, se desviven por colaborar con las nuevas autoridades. Degrelle volverá a Bruselas en Julio de 1940 y se encuentra con un vacío de poder en Bélgica y decide aprovechar el momento.

En Enero de 1941 Degrelle ya ha retomado definitivamente el timón y el mando del movimiento colocando a su lado a sus dos inseparables camaradas Victor Matthys y José Streel. En la editorial de año nuevo del diario "Le Pays Réel", que ha vuelto a salir, Degrelle acaba con un enérgico "¡Heil Hitler!". Ha optado por la vía de la colaboración sincera con el Nuevo Orden. Inmediatamente los rexistas van copando puestos en la administración pública y los cuadros del movimiento se reorganizan. Las secciones de asalto salen nuevamente a la calle (Formaciones de Combate-FC), las juventudes (Juventud Legionaria) desfilan al mando del mítico John Hagemanns por los pueblos de Valonia, ya sin las restricciones de la preguerra en cuanto a uniformidad (la ley contra las milicias) y el uso de estandartes y elementos paramilitares. Y, presionado por la realidad, Degrelle firma un acuerdo de reparto político de Bélgica con el VNV flamenco, apoyado por las autoridades alemanas. “REX” controla Valonia, y el “VNV” Flandes, mientras que Bruselas queda para los dos, aunque mayoritariamente flamenco. Sin embargo un nuevo factor entrará en juego y que hará girar radicalmente al líder valón. En Junio de 1941 estalla la guerra con la URSS, y Degrelle no puede quedar ajeno cuando el futuro de Europa está en juego.

A los pocos días Degrelle, con la ayuda de su lugarteniente Rouleau, anuncia la creación de un Cuerpo Franco para combatir contra el Comunismo. Dos semanas después el primer contingente partirá en uniforme rexista para el campo de instrucción y poco después al frente. A la cabeza de estos está Degrelle, que ha renunciado a un nombramiento de oficial por parte del propio Hitler. Así lo atestigua su cartilla militar, no simplemente su testimonio. Cerca del 80% de los voluntarios son rexistas, creen que la guerra acabará pronto y que entonces se podrá reanudar la labor en la patria. Pero será infinitamente larga y el movimiento se resiente. Victor Matthys y José Streel, al mando de éste en Bélgica, tienen ante sí una labor difícil: intentar calmar los ánimos de los miles de militantes y dirigentes rexistas que desean partir al frente, sin darse cuenta de la importancia del frente interior para administrar el país. De hecho muchos dirigentes lograrán marchar, aun en contra de la voluntad de Degrelle y derramarán su sangre defendiendo la causa que abrazaron. Joseph Pévenasse, Paul Mezzetta, John Hagemanns y centenares de conocidos nombres más. ¡Jamás se ha visto tal deseo de sacrificarse por una causa común como la mostrada por esos hombres!.

Las batallas se suceden y las cifras de bajas son escalofriantes (39% en Gromovaja-Balka, 52% Tcherkassy, 80% en Estonia) y las exhaustas filas deben ser rellenadas constantemente con nuevos voluntarios llegados de Bélgica, muchos de ellos adolescentes de apenas 16-17 años. Su valía será reconocida por los alemanes, en ocasiones unidades completas recibían la preciada Cruz de Hierro, lo cuál era inusual.

En 1943 Degrelle, que siempre se distinguió por acciones espectaculares, anuncia un viraje radical en su programa político. Los valones son parte de la Europa germánica y por lo tanto a la par con los alemanes afirma Degrelle ante un auditorio atónito. Degrelle juega la carta de la reordenación territorial de Europa y ve la posibilidad de lograr una posición en la Nueva Europa, rompiendo los viejos moldes de los estados nacionales de preguerra. Esta toma de posición no es compartida por algunos de sus dirigentes, excesivamente conservadores como José Streel y abandonan Rex aunque la más evidente fascistización del movimiento atrae a millares de jóvenes a sus filas mientras los veteranos conservadores lo abandonan. En Mayo se produce el acuerdo Himmler-Degrelle y la legión valona, antes en el ejército alemán, ingresa en las Waffen SS como miembros de pleno derecho. Es un paso decisivo y hará del lema de la orden negra "Mi honor se llama fidelidad" su divisa para el resto de su vida. Las primeras experiencias en las Waffen SS son sangrientas y en Febrero de 1944 se produce la ruptura del cerco de Tcherkassy en Ucrania y Degrelle recibe la Cruz de Caballero de Hitler personalmente. Es el momento culminante en la carrera militar y política de Degrelle. Ningún extranjero había sido recibido así por el propio Führer. La credibilidad política de Degrelle no se ponía en duda y sabía que había conquistado con honor un puesto en la nueva Europa. Sus voluntarios y él haran una gira triunfal por Bélgica antes de retornar al frente. En Bruselas son centenares de miles de belgas los que le aclaman por las calles de la capital en un día nublado de abril. Sus discursos multitudinarios animan a las masas. Será la última ocasión de estar con su pueblo de esa manera, cinco meses después, Bruselas sería liberada por las tropas aliadas y la población aclamará a las tropas de Montgomery de la misma forma. Degrelle incluso viaja a París para lanzar el mensaje europeísta a los franceses, tan carentes de líderes capaces de aunar las voluntades.

Sin embargo la situación en Bélgica es difícil. Mientras Degrelle y los valones combaten cuerpo a cuerpo en Estonia, los aliados desembarcan y avanzan por Francia en el verano de 1944. Por todos lados la administración civil se desmorona y Rex es la única alternativa de poder real existente. Sin embargo los atentados terroristas se repiten contra familiares y dirigentes rexistas. Los terroristas de la llamada "Resistencia" consideran que para hostigar a los rexistas y "apoyar" al esfuerzo bélico aliado hay que asesinar a mujeres y niños en nombre de las libertades. No pasa un día que no sean masacrados y mutilados horriblemente niños a la vuelta de los colegios, mujeres en la cocina, padres de familia volviendo de la Misa. Simplemente por ser hijos, esposas o padres de un rexista. Los terroristas demócratas no escatiman medios para ello. En algunas ocasiones acaban con militantes rexistas como el alcalde de Charleroi, Englebin, asesinado junto a su hijo de pocos años y su esposa. Era alcalde siendo consciente que su antecesor en el cargo, el veterano rexista Teguels, había sido asesinado unos meses antes. El asesinato de Englebin era un acto insensato y que no podía ser sino una provocación. Este alcalde rexista era uno de los dirigentes más populares en su ciudad. Respetado y admirado por muchos nadie esperaba que fuera asesinado. Victor Matthys y Joseph Pevenasse ordenan a sus cuadros resistir a la provocación. No desean que Bélgica se convierta en un baño de sangre. Sin embargo es imposible resistir a la llamada de la sangre y perderán la paciencia. A finales del verano comienzan las contrarrepresalias por parte de comandos rexistas. En julio es asesinado el hermano de Degrelle, Edouard, un simple farmacéutico que no era siquiera miembro del partido. Se ha superado la barrera de lo tolerable y comandos rexistas ejecutan a conocidos resistentes. Curiosamente, tras la guerra, decenas de rexistas serían "ajusticiados" por estas contra represalias mientras que los terroristas eran condecorados...

En el Frente del Este, lejos de las tensiones en Bélgica, el fragor del combate cuerpo a cuerpo era permanente. Degrelle es condecorado con las Hojas de Roble y el preciado pasador de combates cuerpo a cuerpo: 67 nada menos, que le vale para recibirla en oro. Es el no alemán más condecorado. Todo alemán tiene obligación de saludarlo en posición de respeto. Incluso generales. Son los privilegios de ser portadores de la Cruz de Hierro. Es aquí cuando Hitler pronuncia esas míticas palabras: "Si tuviera un hijo, querría que fuera como Vd".

En septiembre Bélgica es ocupada parcialmente por los aliados. Degrelle es condenado en diciembre a la pena capital en rebeldía y se persigue con saña a los rexistas que no han logrado llegar a Alemania. Mientras Degrelle es nombrado Volksführer por Hitler, caudillo de los valones, demasiado tarde... La ofensiva de las Ardenas será la última esperanza que se desvanecerá pronto. Degrelle participa activamente en la ofensiva. Sin embargo, el fin está cerca y es la última vez que pisará su patria antes de partir hacia el exilio.

Los primeros meses de 1945 son terribles, por un lado la patria ha sido ocupada; los camaradas son perseguidos y sus familias asesinadas. Es la llamada "Depuración" que como una nueva inquisición se posó sobre la Europa liberada para perseguir, en nombre de la Libertad yla Democracia, a aquellos que habían apoyado al bando perdedor. Mientras los rusos amenazan con inundar Europa y llegar hasta las mismas puertas de Bruselas. Los voluntarios combaten en Pomerania codo a codo con las restantes nacionalidades de la Waffen SS: los mejores representantes de todos los países de Europa. En Abril muere Hitler en Berlín y la guerra se acaba. Degrelle ordena a sus hombres resistir y lograr escapar de la represión. Por su parte, él alcanza Noruega para seguir combatiendo pero ya no hay voluntad de resistir. Quisling desea acabar cuanto antes. Las autoridades alemanas han recibido órdenes de no resistir. El ocaso de los dioses es un hecho. Pero Degrelle se niega a rendirse. Jamás lo ha hecho antes. ¿Por qué lo iba a hacer ahora?, máxime sabiendo el futuro que le espera si vuelve a Bélgica donde está condenado a muerte. El suicidio le parece una alternativa cobarde. Hay que combatir: "Si los buenos no combaten, triunfan los malvados", decía un dicho que hizo suyo.

EL EXILIO

En un avión cedido por Joseph Terboven, Reichkomissar alemán en Noruega que se suicidaría horas después, logra atravesar toda Europa y llegar a las playas de San Sebastián, al norte de España. Mientras, su familia es detenida, incluso su esposa que pasará muchos años encarcelada. Sus ancianos padres encarcelados sólo por el hecho de tener esta condición, morirán en prisión. En España residirá por más de cuatro décadas, casi cinco, apoyado por fieles camaradas españoles que evitarán que sea extraditado. El General Francisco Franco le prestó su apoyo incondicional. A finales de los años 60 ya no había peligro que fuera extraditado o secuestrado por terroristas judíos. Ya era ciudadano español y Bélgica había públicamente reconocido que era un "extranjero" aunque la prescripción de la pena de muerte se prorrogó expresamente diez años más, hasta 1974, en lo que se llamó "Lex Degrelliana". Sin embargo Degrelle jamás repudió su patria, la cambió por Europa.

Todos los que pudimos conocerle personalmente recordamos con cariño como contaba con sensibilidad sus aventuras juveniles y el paisaje de ese país que tanto amó. Hasta el último día de su vida recordó y se preocupó por el futuro de Bélgica. Damos Fe de ello. Dedicó el resto de su vida a propagar el ideal a las juventudes de Europa y a recopilar sus vivencias, no como un anciano que recuerda mejores épocas, sino como un joven que desea dejar algo para la posteridad. Cuando se dirigía a los jóvenes nunca decía "antes era" sino "el futuro debe ser así". Estaba convencido que viviría para ver su sueño realizado: una Europa unida en un ldeal. Una juventud luchando por un futuro mejor, familia, paz, prosperidad...

A escasos meses de comenzado el año 1994, más precisamente, el 31 de Marzo, en Málaga, entrega su alma al Creador.

¡REX VAINCRA!

Así Sea.